Mujeres y trampa patriarcal

por enriquestola

Los fuertes prejuicios sexistas sostenidos por gran parte de los y las funcionarias judiciales hacen que cuando las mujeres-madres denuncian los ataques machistas sean inmediatamente ubicadas en el campo de la sospecha y tratadas como mentirosas. Cuando la acusación contra ellas es explícita, peritos, fiscales, jueces y juezas usan el llamado “síndrome de alienación parental” y las someten a mil vejaciones-violencias-institucionales que llevan a muchísimas madres-protectoras a arrepentirse por haber recurrido ingenuamente a la llamada justicia.
Las mujeres son objeto de una gran trampa patriarcal: en el imaginario social se sostiene y les hacen creer que la justicia realmente existe mientras al mismo tiempo son ellas las víctimas de la violencia simbólica, las que sufren los golpes y descalificaciones, las que menos dinero ganan, las que son asesinadas, a las que les matan los hijos y fundamentalmente son las sospechosas con sus denuncias de querer perjudicar a los hombres.