Enrique Stola: Feminismos, DD. HH., Igualdad como principio de la acción y Libertad

Profundo malestar ante toda situación de dominio capitalista-socio-cultural-moderno/colonial, la dominación masculina y las trampas de la cultura patriarcal-machista-racista.

Mes: agosto, 2022

La construcción social de un femicida 

Cómo se va conformando la personalidad de un femicida. Qué factores sociales inciden. La contraofensiva machista en tiempos de luchas feministas. Qué lleva a una mujer a caer en su trampa y cómo los mandatos sociales la conducen a esa trampa. La mirada de Enrique Stola, psiquiatra …

Publicado por «El Popular», 14-08-22 https://www.elpopular.com.ar/nota/11048 Reportaje realizado por la periodista Claudia Rafael / crafael@elpopular.com.ar

Aviso: El artículo contiene también la opinión de un psicólogo, pero por motivos personales y profesionales solamente voy a colocar en este blog mis respuestas.

Pasaron 26 años desde aquel mayo en el que Fabián Tablado, con escasos 20 años, asesinó de 113 puñaladas a Carolina Aló, su novia de tan solo 17. Largos años de cárcel, nuevas relaciones amorosas con mujeres que fueron víctimas de sus violencias y ahora, con 46 años y en libertad planea instalarse en San Clemente del Tuyú. Caso emblemático si los hay. El suyo, el del multifemicida Barreda, el de tantos hombres que apuñalan, balean, incineran. ¿Qué hay en la construcción de la personalidad de un femicida? ¿Qué empuja a una mujer a enamorarse de un hombre al que sabe victimario de esa violencia extrema?

-En un contexto de tan marcadas luchas feministas ¿todavía los avances siguen muy en superficie y hacia el fondo de la construcción social siguen sólidos los valores patriarcales?

-Enrique Stola: Creo que la lucha de las mujeres, la lucha del movimiento LGTBQ+ han logrado hacer circular discursos que a un sector de la población le han permitido releer su historia y modificar algunos posicionamientos. Pero las cifras de agresiones sexuales, de mujeres, trans y travestis asesinados, de discriminación, la contraofensiva machista que vemos, la desigualdad en términos de género, muestran que lo sólido sigue siendo todavía la estructura y los procesos de socialización patriarcal. Cómo puede ser que hasta hoy, después de muchísimos años de que haya salido la Ley de Educación Sexual Integral, no se cumpla íntegramente. Y no se cumple porque nunca, ningún gobierno, se puso firme ante la iglesia católica, ante las demás iglesias y ante los sectores conservadores. Entonces lo que ha podido lograr la lucha de las mujeres y del movimiento LGTBQ+ es el impacto en algunos sectores sociales, en algunos grupos, ha impregnado parte del discurso pero todavía no ha producido la modificación de la subjetividad y de las prácticas sociales como para producir el gran cambio.

En momentos de tanto avance de estas luchas, el elevado número de ataques y de femicidios ¿aparece como contrarreacción?

-E.S.: Creo que estamos viendo una contrarreacción patriarcal muy fuerte. La decisión de la corte de Estados Unidos, el presidente de Hungría diciendo «tenemos que levantar una raza única», los carteles en Polonia diciendo «ciudad libre de LGTB», los travesticidios, la matanza de mujeres en todos los países de Occidente y dominados por Occidente. Claro que estamos viviendo una contraofensiva machista con muchísimo activista. Desde el imbécil de Arjona hasta la Corte Suprema de Estados Unidos. Y, además, como bien señala Rita Segato, hay una pedagogía de la crueldad. Lo que está aumentando es la crueldad contra los cuerpos de las mujeres, LGTBQ+ y de niñas y de niños. Y además está aumentando la crueldad dentro del poder judicial con la utilización del falso síndrome de alienación parental, que es un instrumento de violencia contra las madres protectoras que denuncian y está aumentando la cantidad de mujeres a las que le sacan los hijos.

-¿Esto incide para provocar una retirada de ciertas franjas de mujeres de aquellas movidas?

-E.S.: Creo que la disminución de la movilización se debe a un fenómeno que se da en toda sociedad republicana, capitalista y burguesa que tiene que ver con dar estos derechos pero sin satisfacerlos. Aquella frase del presidente de la Corte diciendo que no puede ser que ante una necesidad nazca un derecho. En realidad, a la necesidad hay que responderle con la satisfacción pero se responde con la letra escrita y con un espacio institucional que permite avanzar en muchas cosas pero termina desmovilizando. Creo que el feminismo institucional tiene sus límites, que son los que pone la estructura machista.

-¿De qué nos habla la reacción de una sociedad como la de San Clemente cuando se planta ante la posible llegada de Tablado a su comunidad?

-E.S.: Yo sospecho mucho de esas reacciones. Porque de golpe todos aparecen como los buenos vecinos que están en contra de la violencia machista, pero están calificando de violencia machista solamente a la violencia extrema. Yo no creo que esta sociedad de San Clemente sea feminista. Debe ser muy conservadora y machista y debe haber muchísimas mujeres dominadas, violadas, golpeadas, niños abusados. Sólo que ahora se van a sumar todos y van a poner la firma para que él no esté. Es un momento para que todos se sientan tan buenos y tan de acuerdo con los derechos de las mujeres. Hablo de la reacción de aquellos que en la perra vida se metieron pero que si les dicen vamos a dar ESI en los colegios dicen «no, con mis hijos no».

Caer en la trampa

Qué lleva a una mujer a enamorarse y entablar un vínculo afectivo con un femicida probado. Qué condimentos culturales y sociales inciden en esa relación. Cuál es la trama de una crónica de pareja que, demasiadas veces, vuelve a terminar en otra historia trágica. Una más de tantas.

Enrique Stola es médico psiquiatra, especialista en psicología clínica y experto en violencia de género y agresiones sexuales contra las infancias. Desde Madrid, en entrevista con este diario, analizó esos vínculos desde la perspectiva de la incidencia en toda situación humana de los procesos de socialización.

E.S.: Muchas veces se cuestiona a mujeres que van a la cárcel, conocen a alguien que es un femicida, se relacionan y forman pareja con él. O él sale de la cárcel, se sabe muy bien quién es, qué hizo pero hay mujeres que forman pareja con él. Son mujeres que entran en una situación de riesgo por un lado. Pero por otro, ¿de qué se las puede acusar? En todo caso, de haber cumplido hasta última instancia su proceso de socialización. Porque en su gran mayoría, las mujeres siguen socializadas bajo el aspecto de tener que ser las cuidadoras, las comprensivas, las que con el amor pueden modificar toda la realidad. Cuando se encuentran con ese hombre, no es que se enamoran o lo quieren porque es un femicida. Lo quieren porque hay aspectos de él que le gustan y, además, los varones que son hombres que ejercen violencia, son estafadores afectivos. Es decir, estafan afectivamente hasta que logran tener esa presa y cuando la mujer ya está en situación de total subordinación le es muy difícil salir. Y ahí es cuando ella siente que hay algo que no funciona pero las respuestas que tiene son las que la socialización le ha dado.

-¿Cómo se va construyendo en ella ese proceso de socialización?

-E.S.: «Vos tenés que comprenderlo, ayudarlo, sostenerlo, la felicidad es esfuerzo, no todo momento se puede ser feliz, hay que regar la plantita todos los días». Cuántas veces escuchamos esa boludez pero es algo que en la mujer tiene efecto porque hay un montón de mandatos seguidos. Y, por último, ese mandato tan cristiano que es para las mujeres: siempre, siempre hay que dar otra oportunidad. Hay que poner la otra mejilla. Porque todas las personas se la merecen. Andá a que un hombre te la dé. Pero las mujeres siempre dan, en general, otra oportunidad. Entonces esas mujeres que se relacionan con este femicida razonan que es un hombre al que hay que darle otra oportunidad, «que es atractivo, que lo escucho y veo lo mal que lo pasó, por fin tiene una mujer que lo comprenda, me hace sentir única». En fin, terrible, pero a quien hay que culpar es a esta sociedad que sigue sosteniendo a esos sectores conservadores y religiosos que mantienen la idea del amor romántico y la servidumbre de la mujer.

Enrique Stola: “El síndrome de alienación parental fue inventado por un pedófilo”

CUESTIONAN UNA CÁTEDRA DE LA UNNE

Chaco, Argentina, 12 de agosto 2022

El médico dijo que “es vergonzoso que a esta altura de la lucha de las mujeres, de las madres protectoras, de los feminismos y el avance de los derechos de los niños, niñas y adolescentes, una universidad siga enseñando eso”.

El médico psiquiatra, especialista en psicología clínica y experto en violencia de género y agresiones sexuales contra las infancias, Enrique Stola, habló con Radio Provincia del Chaco sobre el falso síndrome de alienación parental. 

El médico aseguró que se trata de “un síndrome inventado por un pedófilo” y aseveró que “es vergonzoso que a esta altura de la lucha de las mujeres, de las madres protectoras, de los feminismos y el avance de los derechos de los niños, niñas y adolescentes, una universidad siga enseñando eso”. 

Stola se refirió al repudio de organizaciones de protección de los derechos de las infancias de Chaco, que hicieron público un comunicado donde denuncian una cátedra que dicta la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional del Nordeste.

Se trata de una postura en contra de las teorías del Síndrome de Alienación Parental,  “teoría con la que se promueven  estrategias y abordajes que dañan y vulneran los derechos de niñes, mujeres y disidencias consagrados en todas las convenciones y normativas vigentes en nuestro país”, señalaron.

Stola comentó que la invención de este síndrome por un psiquiatra norteamericano se da “como respuesta a los avances que habían logrado las mujeres, cuando en la década de los 60’ empezaron a denunciar que sus casas eran el lugar más peligroso para ellas y los niños y niñas”, y agregó que esto es así “ya que es ahñi donde son violadas, abusadas y asesinadas, y donde los niños y niñas son agredidos sexualmente”.

El síndrome de alienación parental “no está reconocido por ninguna asociación científica, porque no cumple con criterios científicos”, dijo y añadió que “es un hábil y eficaz instrumento de castigo a las mujeres dentro del Poder judicial, en occidente y su área de influencia”.

El médico aseguró que “un niño o niña no puede sostener una mentira, es imposible que puedan inventar la angustia, los trastornos de conducta que van asociados a pesadillas o dibujos que hacen espontáneamente”. Stola expresó que quienes sostienen el SAP “inventan cualquier cosa para defender agresores sexuales” y  que se trata de “una contraofensiva que en estos momentos hay en el mundo contra los derechos de las mujeres, personas LGBTIQ+,  niños, niñas y niñes.”

http://agenciafoco.com.ar/detalle_noticia/enrique-stola-el-sindrome-de-alienacion-parental-fue-inventado-por-un-pedofilo

Cuestionando(nos) El Patriarcado

Un espacio para reflexionar sobre el patriarcado que nos habita

Resistir-Desobedecer-Participar-Transformar

Este blog es un espacio de compatir, reflexionar y proponer modos de pensar, sentir y actuar desde una concepción de ciudadanía comprometida y transformadora socialmente.

afribuku

cultura africana contemporánea

El Quinto Patio

Un vistazo a la realidad, en pocas palabras...

Proyecto Brandaris

Por una cultura más crítica y plural.

Orbita Diversa

Asociación feminista, intercultural, arcoíris. Promovemos la diversidad de forma integral a través del intercambio.

Tres Esperanzas

La mejor excusa para compartir al respecto de las artes que giran en torno a la creación literaria y la ficción.

Dos cafés...

Eres tú para ser otros y eres otros para ser tú

THE REBEL PIXIES

cuerpo rebelde, corazón rebelde, mente rebelde, espíritu rebelde

Antigloria

Just another WordPress.com site

BodhiRoots

articulando el porvenir en base al pasado

Mujeres sabias y brujas

Las militancias no se predican, se practican

AFROFÉMINAS

REVISTA ANTIRRACISTA

Francesca Gargallo

La calle es de quien la camina, las fronteras son asesinas

El derecho y el revés

El objetivo de este blog es contribuir al debate jurídico con personas que no están seguras de tener razón.

Red Internacional de Mujeres Periodistas Madrid

Comunicación con visión de género